Cuidar el Cabello en verano

Cuidar el Cabello en verano

Cuidar el Cabello en verano

 

La apariencia de nuestro cabello puede reflejar muchas cosas: si cuidamos nuestra alimentación, si dormimos bien o no, en qué sitios hemos estado, si tenemos o no buena higiene, etc. Por ello debemos asegurarnos de brindarle los mejores cuidados, con el fin de que luzca sano y fuerte. Aprende a Cuidar el Cabello en Verano con Suavitas

Cuidar el Cabello en Verano

 Es curioso, pero el cabello está compuesto entre 10 y 15% de agua, por lo que la temporada de calor hace que la misma se evapore y el pelo haga de las suyas. Para que no se alborote y te haga pasar trabajo, te daremos una serie de recomendaciones que no puedes pasar por alto.

 Cuidados previos al verano

 Debemos aprovechar el tiempo antes de la temporada de calor para hidratar nuestro cabello lo más que podamos, pues se avecina tiempo en el que será sometido a un clima que lo secará bastante. Para conseguirlo, podemos valernos de mascarillas, ampollas nutritivas, aceite de coco, aceite de oliva y cualquier baño de crema con propiedades hidratantes. Los más recomendados son los fabricados a base de aguacate o palta, aunque si lo prefieres, también puedes prepararlo por tu cuenta de manera natural.

 Estos productos ayudarán a que tu cabello brille y sea manejable, además de no sucumbir tan fácilmente al clima, puesto que, al igual que ocurre con la piel, las hebras se dañan con facilidad por la exposición al sol. En este caso, lo mejor será acondicionar el pelo y eliminar cualquier residuo de productos que pudiera afectarlo durante la temporada, como lacas, geles, espumas y otros que pudieran provocar irritaciones al cuero cabelludo.

 En caso de que recién hayas teñido tu cabello, lo mejor será someterlo a una hidratación intensiva con aceite de coco y evitar entrar en piscinas para que los químicos no reaccionen negativamente y perjudiquen el color. Y aunque quizás está de más recordarlo, despuntarlo antes del viaje es lo mejor. Así no se abrirán más las horquetillas en caso de tenerlas.

 Cuidar el Cabello en Verano durante la Temporada de Calor

 En el verano querrás salir seguido de casa, en especial a lugares abiertos para disfrutar del tiempo, por lo que tu cabello estará muchas horas expuesto a los rayos solares. Como indicamos anteriormente, esto no solo lo volverá más seco y opaco, también podría estar más quebradizo que nunca.

 Para evitarlo, el uso de acondicionador en cada lavada será tu salvación. Además, aunque no puedas evitarlo, dejar que el cabello se seque de manera natural será mucho más beneficioso que hacerlo con ayuda del secador.

 Cada vez que te metas en el mar o en la piscina, asegúrate de lavar muy bien tu melena para eliminar residuos de cloro u otras sustancias que puedan maltratarlo. De igual modo, no es conveniente secarlo de manera brusca con una toalla, sino apretando mechón por mechón y desenredándolo con ayuda de una crema para peinar.

  • Tips para el peinado:

    • Si quieres evitar que tu pelo se alborote con el clima cálido, puedes peinarte con una trenza. De este modo, tu cabello estará en su sitio y será más fácil controlarlo.
    • Evita trazar la raya para que tu cuero cabelludo no se queme en la zona expuesta. Al contrario, péinate el cabello hacia atrás para cubrir tu cabeza uniformemente.
    • No utilices accesorios de metal u otros materiales que puedan oxidarse, pues al tener contacto con el sol podrían desprender óxido y este caer sobre el cuero cabelludo, provocando irritaciones.

Cuidadar el Cabello Después del Verano

Cuando se termina la temporada de calor, el cabello suele quedar opaco y reseco, no solo debido al clima y la exposición al sol, sino a la arena, el agua salada, el cloro de la piscina, entre otros. Para que recupere su brillo y fuerza, es necesario someterlo a un tratamiento de hidratación profunda.

Lo ideal es lavar el pelo a conciencia, de manera que no queden residuos de productos de ningún tipo. Es aconsejable cambiar de shampoo y acondicionador por unos que contengan aceites naturales, como de coco, oliva, jojoba, almendras e incluso aguacate. Esto es imprescindible para el cuidado diario del cabello.

Si deseas lograr resultados más notorios e inmediatos, también puedes recurrir a una terapia capilar intensiva o de reacondicionamiento en un salón de belleza. El profesional se encargará de devolverle la salud a tu cabello con los productos adecuados. Quizás resulte un poco más costoso que los tratamientos caseros, pero puedes mantener sus resultados por mucho más tiempo si sigues cuidando tu pelo con mascarillas hidratantes semana a semana, y realmente vale la pena.

Por otra parte, el uso de protectores térmicos para aminorar los efectos del calor son esenciales para que tu pelo no sufra las consecuencias de la constante exposición a los rayos del sol, uso de secador, planchas y otros instrumentos para modificar su estructura.

Finalmente, como indicamos al inicio, el cabello refleja qué estilo de vida llevamos, por lo que es importante cuidarlo desde adentro. Por este motivo es imprescindible seguir una dieta balanceada e incluir ejercicio regularmente en nuestra rutina diaria, solo de esta manera el pelo tendrá la apariencia natural deseada, que no se logra únicamente con tratamientos superficiales.